martes, 14 de enero de 2020

CARACAS FC SE CONCENTRA EN LO FISICO

JAVIER MILÁN: “LA PRIORIDAD ES LA PARTE FÍSICA”     

Foto - Prensa CFC

 

DESDE EL CEMENTO- LA OPINIÓN DEL HINCHA

PRENSA CFC.
Tras haber quedado campeones del Torneo Clausura 2019 y absolutos de la temporada al obtener la décimo segunda estrella luego de haber superado en la final a Estudiantes de Mérida, el reto del Caracas Fútbol Club en este 2020 pasa por mantenerse en la cúspide. Y si bien es cierto uno de los axiomas en el fútbol es que once que gana no se cambia, también se puede aplicar que planificación exitosa se debe repetir para un año redondo en el que al llegar a diciembre se puedan recoger nuevamente los frutos.

 El hecho de ir al exterior lo aprovechamos para realizar partidos amistosos porque el nivel de competencia es superior. El jugador se adapta a otro ritmo de competencia, otra manera de jugar que es diferente a la que nosotros tenemos en el torneo local; y en esos compromisos Noel (Sanvicente) pudo trabajar aspectos tácticos que durante el año le permitió refrescar dependiendo del partido que enfrentó y gracias a eso pudimos completar un año soñado”, comentó Javier Milán, preparador físico del Caracas FC en referencia al viaje que realizará este lunes el club a Medellín, Colombia, para continuar la pretemporada.
 Al igual que en el juego, la preparación física de una plantilla ha evolucionado. Milán confirma que el protagonismo que antes tenía en las pretemporadas ha cambiado bastante y ahora el Caracas en este período remarcará los conceptos tácticos que se verán reflejados a lo largo del año, puesto que durante los meses de competencia no hay tiempo para desarrollar ese trabajo y el equipo se irá “acomodando de acuerdo a las competencias y a la necesidad”.
 Siempre estamos midiendo lo que hacemos para llegar bien a los partidos y dependiendo de la carga con la que lleguemos al compromiso es como estaremos desarrollando la carga de la semana posterior. Nosotros la parte aérobica que antes hacíamos en la arena ahora la desarrollamos con trabajos tácticos a través de espacios reducidos, del juego de posición, y allí medimos cual es el recorrido de cada jugador, la intensidad, observamos si hay algún punto de fuga que atacar y lo hacemos de forma tradicional”, indicó Milán.
 Las pasadas no la estamos usando tanto. Realizamos más trabajo intermitente, más sprint repetidos que son trabajos más intensos con distancias más cortas que de alguna manera se acercan más a las solicitudes que tienen los jugadores durante los partidos. En los encuentros amistosos obviamente no todos los jugadores van a jugar el mismo tiempo; los partidos que tengamos tendrán diferentes cargas y a partir de allí iremos viendo si tenemos que trabajar algo complementario con los muchachos. De la experiencia del año pasado vamos a tratar de mejorar los trabajos de fortalecimiento y los compensatorios ya que no es un secreto que en el primer semestre del 2019 tuvimos muchas lesiones que ciertamente disminuimos en el Clausura”, agregó Milán.
 Lo que llevamos a cabo en esta primera semana fueron trabajos de adaptación. Ya en el primer amistoso jugado ante Carabobo se aprovechó darle más minutos a los jugadores que no tuvieron tanta regularidad en el semestre anterior; los que más minutos tuvieron el año pasado los llevaremos con un poquito más de calma. En Medellín la carga de trabajo pasará por los partidos amistosos y dependiendo de la cantidad de los minutos y de la intensidad de los partidos realizaremos actividades complementarias junto con trabajos de fortalecimiento y de prevención de lesiones para tener un semestre más tranquilo a diferencia de la primera mitad del 2019”, explicó el experimentado preparador físico de 43 años de edad.
 La pretemporada ideal. Otro de los mitos que siempre se ha sostenido en el fútbol es que la pretemporada ideal debería durar como mínimo seis semanas, un lapso que debe reducirse notablemente por el inicio del campeonato el 26 de enero.
 Hoy no tenemos las seis semanas y por eso debemos adaptarnos a un contexto al cual tenemos que responder. También el desarrollo de la pretemporada ha cambiado porque si bien hay aspectos físicos en los que nos enfocamos, la prioridad es la parte táctica. Ayudándonos con la tecnología y revisando el trabajo con los GPS vamos compensando esas actividades, pero en sí la parte más importante son los conceptos futbolísticos que podamos trabajar ahora, los amistosos que podamos jugar, porque después que comience el torneo tendremos poco tiempo para desarrollar esos contenidos”, subrayó.
 Evolución. En años anteriores los preparadores físicos preferían realizar trabajos intensos en la playa. Hoy pareciera que esos métodos quedaron en el siglo pasado, puesto que todo se trabaja con pelota. “Antes era más fundamentalista y ahora pienso que no hay que radicalizarse. Todas las maneras de trabajar son de alguna forma respetable más allá de que uno se decida por una o por otra. Eran otras épocas y no teníamos la ayuda tecnológica para monitorear algunas tareas, en aquel entonces se hacían sesiones que uno a la distancia monitoreaba. Todo va cambiando y evolucionando. Nosotros tratamos de estar lo más actualizado posibles y de esa manera vamos diagramando la pretemporada”, explicó Milán.
 En esa actualización y ayuda tecnológica está la utilización de los GPS. Los datos de cada jugador se estudian por separado porque cada biotipo es distinto y con cada uno de buscan objetivos diferentes. “Básicamente observamos las distancias recorridas y la intensidad con que lo hacen. A partir de allí vemos cuál es el trabajo complementario que debemos hacer para ajustar esa carga; obviamente las solicitudes tanto físicas como técnicas para cada posición es diferente, es por ello que tratamos de hacer una preparación global y  atendiendo ciertos tipos de parámetros la utilización de los GPS nos da esa posibilidad”, concluyó.


0 comentarios:

Publicar un comentario