lunes, 19 de diciembre de 2016

Savarino cerró su mejor año siendo la bujía “petrolera”


Gabriel González ● Maracaibo
A lo largo y ancho del territorio nacional, se reconoce al que terminó siendo el mejor jugador del segundo semestre del año: Jefferson Savarino. Goles, asistencias, y otra clase de elementos no cuantificables, así lo avalan. Pues no sólo se destaca su importancia gracias a las cifras que abonó a su carrera en el último tiempo, sino también su influencia directa en la confección de la gran campaña zuliana. Sin duda alguna, el varal que midió su desempeño en este 2016 será difícil de emular o superar. Solo el “10” tendrá la respuesta.

Héroe irrebatible del Zulia Fútbol Club en reiteradas ocasiones, Savarino dio una prueba de ser terrenal el pasado domingo en la vuelta de la Final Absoluta 2016, llevada a cabo en el José Encarnación "Pachencho" Romero, al fallar un tiro desde los doce pasos. El errar ese tiro penal no eclipsa la gran temporada del habilidoso volante ofensivo del cuadro negriazul, dejando en evidencia con esta acción que, a veces, en las adversidades, el vencer se convierte en una inevitable quimera. Pese a ello, es obligatorio destacar el buen partido que efectuó el dorsal '10' sobre el césped marabino, brindando clarividencia y punción a un equipo que estuvo a punto de conseguir la ansiada estrella.

2842 minutos fueron los que disputó Jefferson Savarino en el semestre, consolidándose como el jugador estrella del fútbol venezolano. El aporte de "Sava" mucho ha tenido que ver en que el equipo “petrolero” haya obtenido el doblete y la posibilidad de competir internacionalmente el próximo año. Muchos de los logros del conjunto regional han sido gracias a su creatividad y oportunismo en las inmediaciones del área rival: su capacidad anotadora, en conjunción con su último pase están al alcance de muy pocos jugadores en el balompié criollo.

Savarino, en su excelsa labor durante todo este semestre, aunó, perfeccionó y plasmó su abanico de recursos futbolísticos en beneficio del Zulia Fútbol Club cuando el equipo así lo requería. Gambetas incisivas, asociación con sus compañeros, traslado intencionado de la esférica y correcta toma de decisiones en la última porción del campo, fueron algunas de las cualidades que permitieron al orgullo de San Francisco establecerse como la joya deseada del balompié nacional. Anotó 21 goles para ser el máximo artillero con pasaporte nacional y repartió 11 pases gol, para ubicarse en el podio de este rubro dominado por Pedro Ramírez (20) en todo el 2016.

Mostrando su parte más humana, como suele ser una constante, “Sava” declaró que "el equipo siempre luchó por conseguir la estrella. Dios lo quiso así, ahora tocará pensar en lo que está por venir", opinó sobre quedarse cerca de lograrla. “Rescato lo positivo del equipo, la entrega que tuvimos en todos los partidos de este semestre fue importante y siempre fuimos capaces de corregir nuestros propios errores. Ahora lo importante es pasar la página, conseguimos jugar tres finales y dos títulos, algo que sólo han conseguido dos equipos en el país",apuntó el “10” zuliano. 

UN SAVA AGRADECIDO

"Agradezco a mis compañeros porque sin ellos nada de esto hubiese pasado. Estoy orgulloso de este equipo, de todo lo que nos apoyaron y le agradezco a Dios por todo lo que conseguimos este año".
Jefferson Savarino - Volante ofensivo del Zulia FC

0 comentarios:

Publicar un comentario