lunes, 19 de diciembre de 2016

Manuel Ramírez: "Sabíamos que a la contra podíamos hacerles daño"


PRENSA ATLÉTICO VENEZUELA (@AtleticoVzla)
La gloria se conquistó en tierras netamente futboleras. La advertencia de que un poderoso rival podría dar la vuelta en su casa terminó siendo un estímulo más para que los muchachos de la Sub 20 de Atlético Venezuela salieran a comerse la cancha en el último partido del campeonato, la vuelta de la gran final. Un título extraordinario, el primero en la historia de las categorías formativas del Atlético, luego que David “Tucupita” Barreto anotara de cabeza el gol de la épica.
A la segunda fue la vencida
Hace tres años, con apenas cuatro de haber nacido, el equipo del Fuerte Tiuna alcazaba su primera final de la categoría Sub 20. Aquellos días, la camada de los Andrés Maldonado, Jhonny González, Alexander Molina y José Sojo (todos hoy parte del primer equipo), se enfrentaron a Zamora y pese a la dura batalla, no pudieron alcanzar el título, testigo que recoge este grupo que ahora representará a Venezuela en la Copa Libertadores 2017 de la categoría.
Una figura del equipo fue importante en la obtención del lauro. Manuel Ramírez se recuperó de una dura lesión y su imponencia en la mitad de la cancha fue vital para el título, algo que ya había alcanzado anteriormente pero con la camiseta de Yaracuyanos en categoría Sub 18 en 2014: “Estoy feliz, es mi segundo campeonato, ahora Sub 20. Este triunfo es más bonito porque hay la posibilidad de ir a la Libertadores. Había más tensión y jugadores con recorrido en Primera, algunos hasta con más de 50 partidos en la categoría”, asegura.
Para el popular “Burro”, ser campeones en San Cristóbal tiene mucho de especial. “Fue bonito ganarlo ante uno de los equipos más ganadores del país y en su casa”, dijo, al tiempo que describió claramente cuál fue la fórmula para derrotar al equipo andino tras un intenso partido, donde Juan Azuaje también fue figura tras detener un penal y rechazar tres disparos subsiguientes a quemarropa: “La clave fue que no encajamos goles; si permanecíamos ordenados en una contra le podíamos hacer daño, que fue lo que ocurrió”, esgrimió.
Viene la Libertadores
Ramírez cumplió un rol mixto: detener los ataques por las bandas de Táchira y generar fútbol por la zona central de recuperación. Su derroche fue encomiable. “El Profe (Enrique) Maggiolo me pone de volante central o por fuera porque sabe el sacrificio que tengo, con Willi (Irigoyen) y (Riccardo) Leone estuve atento para que no nos hicieran daño por el centro”, reveló, quien también está muy satisfecho con el logro tras una temporada de altibajos: “Fue un año muy bueno, aunque me lesioné los primeros cuatro meses, pero volví y fui campeón. Ahora aspiro estar en la pretemporada del primer equipo”, indicó.
Ahora, el grupo descansará unos días para centrarse en disputar la Copa Libertadores Sub 20 en Paraguay, que será en enero próximo. Ramírez piensa que se debe mantener el grueso del equipo y ampliar los refuerzos: “Lo importante es mantener la base del equipo campeón y que lleguen refuerzos con ficha de Primera. Desde enero trabajaremos por esa Libertadores en Paraguay. Debemos demostrar en el exterior que somos los mejores de Venezuela”, cerró el talentoso mediocampista.
La felicidad embarga. Atlético Sub 20 llegó esta mañana a primera hora a Caracas y recibirá un merecido homenaje de parte de la directiva, pero sin relajarse porque en el horizonte se avecina otra competición para hacer historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario