martes, 13 de septiembre de 2016

La Barra del Caracas FC: "¡NO MAS ABUSO POLICIAL EN LOS ESTADIOS!"

Foto Cortesía
Vídeo de lo sucedido en:  https://www.facebook.com/desdeelcemento/

Nosotros, la Barra Organizada del Caracas FC – Los Demonios Rojos, condenamos los hechos de violencia suscitados el sábado 10 de septiembre durante la realización de la jornada 11 que disputaba el Dvo. Anzoátegui y el equipo de nuestros amores el Caracas FC en el Estadio José Antonio Anzoátegui.


Primero que nada, queremos manifestar que esta hinchada fiel al ROJO como es conocido popularmente nuestro equipo capitalino, se organiza y se moviliza en torno al AMOR que sentimos cada uno de nosotros para acompañar en cada encuentro al Caracas FC en cualquier estadio que asista a jugar, sea dentro de nuestra frontera o fuera de ella.

Cabe destacar que esta BARRA desde hace tiempo viene trabajando por alejar la VIOLENCIA de los eventos deportivos, y es por ellos que hemos dado aporte significativo en mesa de trabajo con nuestros integrantes sobre la “Ley Especial de Violencia en Eventos Deportivos” (Ley que se encuentra en agenda legislativa en la Asamblea Nacional), ya que entendemos que la violencia no beneficia en nada a nuestro fútbol, además de darle pie a las Directivas Mediocres para aplicar el absurdo “Derecho de Admisión” que si perjudica la fiesta que se debe de vivir y sentir en cada juego de nuestro FutVe.

 Recientemente formamos parte de la plataforma unitaria de Barra, creada en el Estado Mérida el 25 de Agosto de 2016 en el marco del juego de nuestra Vinotinto contra Argentina, en donde las diferentes Barras Organizadas de nuestro Fútbol Venezolano, nos hemos unidos en trabajar decididamente en generar un ambiente de FIESTA FUTBOLERA, con las garantías de que el CARNAVAL sea el camino correcto para erradicar la Violencia de los espacios deportivos.

Desde estas líneas queremos denunciar el ABUSO POLICIAL vivido en el Estadio José Antonio Anzoátegui, en donde al momento del ingreso de los fanáticos del equipo Avileño, se empezó a sentir el uso desproporcionado de la fuerza en la requisa, sufriendo en mayor medida el abuso las mujeres que se dieron cita en Puerto la Cruz para ver el juego, los abusos venían desde la agresión verbal y física, queremos indicar como fue el procedimiento logístico de seguridad implementada por los organismos policiales al momento del ingreso:

 Primero: Comenzó la requisas sólo para los hombres que venían acompañando a la Barra del Caracas FC, desde ese momento, la requisa fue de manera hostil y con violencia verbal hacía los hinchas.

Segundo: Posterior al ingreso de los hombres, procedieron a la requisa de las mujeres con un trato discriminatorio, y con abuso excesivo en la revisión corporal, tocando con énfasis las partes íntimas.

 Lo que ocasiono múltiples reclamos por parte de las mujeres que estaban siendo objeto de la revisión, estos reclamos causaron que muchos oficiales masculinos, agredieran físicamente a algunas de ellas.

Lo arriba indicado, originó que varios miembros de la Barra que habían ingresado al estadio, y al observar el ABUSO POLICIAL hacia las mujeres, le hicieran reclamos a los efectivos policiales, y estos a su vez reaccionaron ante los reclamos, de una manera desmedida y desproporcional de la fuerza, esto ocasionó que el juego fuera paralizado por varios minutos, queremos desmentir todos las acusaciones en contra de Los Demonios Rojos en donde se quiere decir que fuimos nosotros los promotores de los hechos de violencia, ¡es absurdo pensar eso! Ya que el juego se encontraba 0 a 2 a favor de nuestro equipo capitalino, también queremos mencionar que en ningún momento existió enfrentamiento entre la barra local y la Barra del Caracas FC.

 Finalizando el encuentro los Policías del Estado Anzoátegui, tenían preparado una emboscada en contra de nuestra barra, iniciando nuevamente una represión desmedida con armas de perdigones y en varias oportunidades accionaron armas de fuego, sin importarles que muchos de los presentes eran mujeres y mayores de edad, violando así nuestros “Derechos Humanos”, todo esto sucedió justo cuando el estadio se encontraba vacío, nuestros fanáticos buscaron refugio en el campo de juego donde se vieron rodeados por los policías quienes evitaron la salida de los mismos, violando así el derecho al libre tránsito amparado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 50.

Hubo detenciones arbitrarias y las mismas se hicieron bajo VIOLENCIA Y ABUSO POLICIAL desmedido, ya que fueron agredidos con tubos, puñales, palos y golpes sin importar el género. Denunciamos públicamente el ROBO masivo a nuestras unidades de transporte, en donde tanto los choferes que nos estaban prestando el servicio de transporte como nosotros fuimos despojados de nuestros objetos personales (bolsos, carteras, celulares, dinero en efectivo, y prendas) por parte de los funcionarios policiales.

 Desde esta Barra hemos manifestado públicamente en varias oportunidades que los cuerpos policiales tienen que recibir una adecuada capacitación para el orden público en los eventos deportivo, y exhortamos a la Directiva del Anzoátegui a cumplir con una logística acorde de seguridad para cada jornada, para así evitar que estos hechos se susciten ya que son estos los que empañan al fútbol Venezolano.

Solicitamos a los Entes Públicos competentes (Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y Ministerio de la Mujer) a que se aboquen a esclarecer estos hechos, y para que se haga justicia ya que las personas presentes se encontraban totalmente desarmadas e indefensas.

 ¡NO MAS ABUSO POLICIAL EN LOS ESTADIOS!

NUESTRAS ÚNICAS ARMAS SON LAS BANDERAS, LOS INSTRUMENTOS Y EL CARNAVAL.

LOS DEMONIOS ROJOS SIEMPRE FIELES, SIEMPRE PRESENTES – ESTE CARNAVAL NUNCA MORIRÁ.



0 comentarios:

Publicar un comentario