domingo, 1 de mayo de 2016

Los Demonios Rojos:"Rechazamos la campaña de difamación de la directiva del Deportivo Táchira"

Foto Dayanra Ferreira / Desde El Cemento - La Opinión del Hincha

BARRA DEL CARACAS FÚTBOL CLUB
LOS DEMONIOS ROJOS – SIEMPRE FIELES, SIEMPRE PRESENTES
COMUNICADO

El pasado domingo 24 de Abril de 2016 en el Estadio de Pueblo Nuevo, sede del Deportivo Táchira se llevó a cabo la jornada 17 del Torneo Apertura 2017 entre el Deportivo Táchira y el Caracas Fútbol Club, conocido popularmente como el Clásico del Fútbol Profesional venezolano.

Bien es sabido por todos los sectores que hacen vida en el mundo del fútbol venezolano que este tipo de encuentros se caracterizan por su “ALTO RIESGO”, al tratarse de dos de los Clubes con mayor trayectoria del país, así como dos de las hinchadas más importantes y numerosas. 

Siendo así, Los Demonios Rojos, Barra del Caracas Fútbol Club establecimos comunicación con los organizadores del evento, es decir con la Directiva del Deportivo Táchira, particularmente con la Sra. Juana Suárez con, al menos, una semana de anticipación, precisamente para coordinar todo lo referente a la logística, organización y seguridad de nuestro viaje hacia el Táchira. 

Es importante mencionar que la Sra. Juana Suarez se comprometió con nosotros en garantizar todos los elementos necesarios para permitir nuestra asistencia, así como la permanencia y despliegue del Carnaval de Los Demonios Rojos en el Estadio Pueblo Nuevo. Es así como finalmente resolvimos trasladarnos hacia la ciudad de San Cristóbal aproximadamente unos 300 hinchas del Caracas Fútbol Club.

Al ingresar al Estadio vimos con preocupación la cercanía que, por la ubicación en gradas que se nos asignó, teníamos con la Avalancha Sur sin una debida barrera y/o separación, tomando en cuenta que lo que separaba a las dos hinchadas no era más que una delgadísima alineación de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, por cierto mal equipados logísticamente. Sin embargo pese a las medidas insuficientes de seguridad del dispositivo, decidimos ingresar. 

Nuestra pasión se pone a prueba en cada compromiso, por lo tanto decidimos estar presente en las gradas y desarrollar allí nuestro Carnaval por el ROJO, sin embargo en la medida en que se acercaba el segundo tiempo los ánimos comenzaron a caldearse, miembros de la Avalancha Sur comenzaron a arrojar piedras, botellas y demás objetos hacia nuestra hinchada dejando un saldo de varios compañeros heridos. 

Toda esta situación se generó ante la mirada nerviosa de la Policía Nacional Bolivariana y ante la actitud nefasta, irresponsable e inclusive inhumana del organizador, es decir, la Directiva del Deportivo Táchira, concretamente la Sra. Juana Suárez

Producto del ataque con piedras, palos, botellas y demás objetos nos vimos en la necesidad de utilizar asientos del Estadio a modo de escudos. Finalmente la Policía Nacional Bolivariana y miembros de la Guardia Nacional Bolivariana decidieron accionar bombas lacrimógenas en aras de lograr que cesara el arrojo de objetos hacia donde nos encontrábamos Los Demonios Rojos, pero nuevamente el ineficiente protocolo de seguridad desarrollado por el organizador condujo a que miembros de la Avalancha Sur ingresaran libremente al campo llegando incluso a amenazar la seguridad del cuerpo técnico y de los jugadores del Caracas Fútbol Club, lo que definitivamente causó la suspensión del inicio del segundo tiempo durante aproximadamente una hora.

Finalmente al terminar el encuentro Los Demonios Rojos nos dispusimos a movilizarnos hacia las unidades que nos trasladarían nuevamente a Caracas, sin embargo sufrimos una emboscada por parte de integrantes de la Avalancha Sur quienes nuevamente arrojando piedras y botellas causaron daños a las mencionadas unidades.

Rechazamos y condenamos la campaña de difamación por parte de la Directiva del Deportivo Táchira en responsabilizar a Los Demonios Rojos de ser los promotores de la violencia en Pueblo Nuevo, así mismo contradecimos las declaraciones irresponsable de Jorge “Zurdo” Rojas en decir que el detonante de la violencia se debió a causa de que presuntamente un grupo de fanáticos de nuestra hinchada comenzara a destruir las sillas del estadio, cuando esta acción se realizó precisamente por los ataques que recibimos con piedras, botellas y otros objetos contundentes desde la Norte y la Tribuna Principal.

Existe interrogantes bastantes justificadas que hacernos después de lo ocurrido en el Clásico del FutVen, ¿qué motivación o trasfondo existe detrás de todo lo ocurrido? ¿Por qué la omisión de normas básicas que establecen los protocolos de orden público como la división prudencial de las hinchadas, un personal de seguridad de orden público proporcionalmente idóneo y debidamente equipado con una logística que garantice la seguridad de los asistentes al encuentro deportivo considerado de “alto riesgo”? 

Ante los nefastos hechos narrados, nosotros, Los Demonios Rojos, hinchas organizados del Caracas Fútbol Club queremos dejar en claro algunas consideraciones:

1. Rechazamos absoluta y categóricamente la actitud irresponsable y traicionera de la directiva del Deportivo Táchira, representada por su jefa la Sra. Juana Suárez, con quien, reiteramos, mantuvimos comunicación durante al menos un semana previa al encuentro. Además responsabilizamos al organizador, es decir la directiva del Deportivo Táchira y su jefa la Sra. Juana Suárez por los hechos de violencia ocurridos en Pueblo Nuevo, ya que de haber cumplido con su responsabilidad de desplegar un dispositivo de seguridad acorde con este tipo de encuentros (que incluye, entre otras cosas la revisión del público al ingresar al estadio para evitar el acceso de piedras, botellas y demás objetos contundentes; la separación prudencial de las Barras rivales y garantizar que los funcionarios de seguridad cuenten con el equipamiento necesario para controlar situaciones irregulares) no hubiese ningún hecho que lamentar.

2. Queremos enaltecer la actitud cívica que en todo momento tuvimos Los Demonios Rojos, evitando todo tipo de enfrentamientos con la Policía Nacional Bolivariana o Guardia Nacional Bolivariana, y procurando calmar la situación de violencia que propició la Avalancha Sur en complicidad y apoyo de la Sra. Juana Suarez.

3. Los Demonios Rojos QUEREMOS ESTADIOS LIBRES DE VIOLENCIA. En este sentido hemos mantenido una actitud respetuosa y madura no solamente en los viajes que realizamos a las sedes de otros Clubes, sino también en el Estadio Olímpico, ejemplo de ello fue la última jornada que tuvimos contra el Deportivo Táchira durante el Torneo Clausura 2015, en la que el Deportivo Táchira resultó vencedor y permitimos A sus jugadores dieran la tradicional “vuelta” y así lo hicieron libres de agresiones por nuestra parte.

4. RECHAZAMOS EL USO DEL DERECHO DE ADMISIÓN COMO MECANISMO ANTIPOPULAR DE EVASIÓN DE LAS RESPONSABILIDADES INHERENTES AL ORGANIZADOR DEL EVENTO DEPORTIVO. Dejamos en claro que prohibir el ingreso de las Barras a los encuentros deportivos no solamente no contribuye al fortalecimiento y crecimiento del fútbol venezolano, sino que de hecho sepulta el alma de un deporte PROFUNDAMENTE POPULAR como lo es el futbol. 

En este sentido exigimos a las directivas de los Clubes asumir su responsabilidad en garantizar: 

1) Condiciones de infraestructura que permitan una permanencia digna del hincha y la familia venezolana en el estadio. 
2) Condiciones de seguridad especializadas que generen un ambiente de confianza y permitan el desenvolvimiento del Carnaval.

Basta de Directivas mediocres que son las que obran en contra del carnaval y justifican la aplicación de políticas antipopulares como en efecto lo es el Derecho de Admisión.

Exigimos Juana Suárez y su comitiva de la Gerencia del Deportivo Táchira asuma su responsabilidad ante lo ocurrido en Pueblo Nuevo, ya que la misma es responsabilidad exclusiva de los organizadores del evento deportivo.

LOS DEMONIOS ROJOS
BARRA DEL CARACAS FC

0 comentarios:

Publicar un comentario