viernes, 25 de septiembre de 2015

UCV Aragua: El cambio de Cambra marca la diferencia

Foto Prensa UCV Aragua
El joven mediocampista ofensivo de la academia ucevista se proyecta como una pieza con futuro de jugador profesional a mediano plazo


Comunicaciones Escuela Menor de Fútbol UCV Aragua

Los buenos futbolistas marcan diferencia a partir de su talento y apoyándose en un estilo. Desde el medio sector de cada cancha, un joven adolescente sostiene la esférica con la pausa de un pensador que siempre sabe qué hacer. En espacios reducidos se nota su capacidad para enviar balones con destino a los botines de sus compañeros, pero a larga distancia exhibe la precisión de un reloj suizo, disparando en tiempos exactos y oportunos. En su última presentación, fue clave para la consecución de un resultado lapidario: 0-7 a favor contra Centro Hispano en suelo visitante. Cinco asistencias así lo han de confirmar.  

El sueño partió a la calle cuando con apenas seis años comenzó el camino que hasta ahora lo ha llevado a convertirse en un diamante en bruto dentro del balompié aragüeño. En la Casa Italia de Aragua, un niño aliado del balón se hacía notar a base de velocidad y fuerza. 

No puede quedar atrás la disciplina que le caracteriza, siempre asistiendo a los entrenamientos temprano y optimizando su rendimiento para cada vez ser mejor, pero no se apura. El margen de error es amplio y por delante tiene un largo camino por recorrer.

La versatilidad de Toni Kross le acerca a un ídolo desde un televisor, porque nunca deja de ver un partido del Real Madrid solo para evaluar la capacidad de su inmediata referencia. Trasladándose a suelo patrio, es admirador del buen manejo que muestra Luis Manuel Seijas, volante del Independiente Santa Fe de Bogotá, y de ambos destaca la entrega. Ahora le ha llegado su turno, porque el deseo de profesionalizarse ha tomado sentido.

“Me gusta este deporte desde que tengo uso de razón y mi sueño es pertenecer a un equipo profesional, por lo que estoy trabajando fuerte. Mis entrenadores siempre me han dicho que la constancia es una virtud importante al momento de perseguir una meta, así que diariamente lucho por mejorar en cada uno de los aspectos futbolísticos que me definen”, aseveró el talentoso volante ofensivo, luchador entregado en el césped.

En su actitud ganadora e inquebrantable solo hay espacio para pensar en grande. Él camina con un bolso en la espalda, que simboliza un deseo guardado detrás del cierre. Son sus botines el arma de un guerrero que en cada escenario se distingue por un cambio efectivo que marca diferencia, aunque solo el tiempo dirá a dónde irá y quién será. De momento, al minuto cinco de cada partido todos lo notan, porque la pelota se apega a quienes saben qué hacer con ella y el apellido Cambra es sinónimo de conocedor en esta materia. “Me gusta el juego pausado, bien pensado y con velocidad”, confesó el aragüeño, quien arribó al mundo de los mortales el 22 de febrero del ya lejano 2002.

El concepto límite en sí mismo no encaja en su accionar, que está configurado en términos como capacidad, interacción, dinámica, plasticidad y creatividad. El apoyo familiar es tan importante que supone una clave con acceso a la gloria. Su padre, de idéntico nombre y apellido, lucha a su lado cada día, queriéndole ayudar en el cumplimiento de cada sueño. Mención aparte para María, la madre de una estrella e Ignacio, su hermano, también talentoso, pero en la custodia de tres palos que con frecuencia le ven ahogando disparos.

“Estar en la UCV me ha permitido no solo crecer como futbolista, sino también como persona. Aquí he aprendido mucho al lado de mis compañeros y estoy agradecido con mis entrenadores, quienes me han ayudado a mejorar. Es una etapa importante de mi vida, así que la disfruto y solo me preocupo por ganar en cada compromiso”, aseveró.

No hay futuro sin talento y el de Cambra presagia buenas cosas. Nadie puede detener al balón, a menos que pase por sus botines y sufra la metamorfosis de pase simple a trallazo preciso. Sobrarán escudos que quieran ser defendidos en su nombre y no faltarán quienes con el correr de cada acontecimiento sean víctimas de la innata conducta de un campeón. 

Su escudo, su bandera

Por debajo de la mirada de los diferentes entrenadores quienes han llevado las riendas de las selecciones de Aragua no ha pasado desapercibido el accionar del joven mediocampista, quien ha defendido los colores de su estado desde los 10 años de manera ininterrumpida, formando parte en la actualidad del combinado 2002, que recientemente estuvo en Maturín participando en un Campeonato Nacional en el cual lograron arribar a últimas instancias, demostrando tener alto poderío y mucho talento en la “Ciudad Jardín”. Su principal mentor, Maique Concepción, le ha acompañado en los últimos cuatro años.

En Valdebebas lo esperan

Dentro de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, club de sus amores, le han llamado. Ya han sido tres las citas infructuosas. En el equipo blanco valoran su esfuerzo, pero por diferentes razones no ha podido hacer lo que algún día hará: aterrizar en Barajas, rodar hasta la cancha y ponerse la franela del histórico cuadro español. Mientras tanto, seguirá entregándose con intensidad a una causa por la cual ha dado todo y defiende con orgullo.